Verdiño Atlántico

IMG_20140601_235537

Completo la “trilogía” ALIMENTOS IV GAMA” (http://amparograndio.wordpress.com/2013/07/17/alimentos-iv-gama/) y DIETA ATLÁNTICA (http://amparograndio.wordpress.com/2013/03/01/dieta-atlantica/), con este post sobre VERDIÑO ATLÁNTICO. Arranca por fin este proyecto, después de un año de adecuación de las instalaciones ubicadas en O Porriño (Pontevedra), adquisición de la tecnología precisa y adecuada, visitas a lugares como Alimentaria (la feria internacional de alimentación de Barcelona) y explotaciones hortícolas situadas en lugares paradisíacos y libres de contaminación, en donde sus propietarios miman las plantas como si fueran sus propios hijos, usando métodos tradicionales de producción combinados con tecnología actual pero sensata. Lugares como el de las fotos…. Loño, en el concello de Vila de Cruces, donde los invernaderos y cultivos al aire libre evolucionan a la orilla del Embalse de Portodemouros….

1409127412520

1409127503794

1409127330574

Porque el proyecto nace con la filosofía de garantizar la satisfacción del consumidor y la supervivencia del agricultor, Verdiño Atlántico envasará verduras procedentes de huertas locales que combinan las mejores prácticas ambientales con un alto nivel de biodiversidad y reduciendo al máximo nuestra huella de CO2.

1409173638534

A nuestra rica y variada Dieta Atlántica (en proceso de consolidación como dieta reconocida) le faltan verduras, y el caso es que las tenemos… Dándole vueltas a este hecho, nace Verdiño Atlántico. Llevará nuestra huerta a vuestras casas, proporcionando alimentos sanos y recuperando sabores y aromas tradicionales.

Las verduras se recogen en estado óptimo de maduración, pocas horas antes de ser entregadas. Tecnología punta y sensata combinada con el hecho de ser una Comunidad Autónoma eminentemente rural, es la ventaja que favorece al “pensamiento” del equipo de Verdiño Atlántico: la promoción de un cambio en el modelo de consumo actual, ya que el comer de forma saludable ha de estar al alcance de todos.

 

XXVII ROTEIRO COSTA NAVIEGA

Co gaio do “Día Nacional do Sendeirismo” mais de 2000 camiñantes nos xuntamos o pasado domingo, 22 de xuño, para realizar este espectacular roteiro; eu da man da Sociedade Micolóxica Lucus, a que pertenzo. O Grupo de Montaña “Peña Furada” acondicionou dunha maneira exemplar este percorrido duns 20 km alá polo ano 1987, cando se fixo a primera andaina… Tratase por elo, do tramo de senda costeira máis antigo da rede “Sendas costeras del Principado de Asturias”. IMG_20140623_203836A saída é dende o lugar chamado El Bao, por un camiño de terra que se vai estreitando segundo descendemos a ribeira do rio Barayo (límite xeográfico dos Concejos de Navia e Valdés). Dous km de espesura e humidade até chegar a súa desembocadura directa á praia de Barayo. Fórmase neste punto un complexo paisaxístico incrible… dunas e marismas cheas de eneas, carrizais e amieiros pantanosos que forman este estuario en conexión directa co mar, e que se pode disfrutar coas súas vistas dende a “Punta El Cuernu”….

Todo este conxunto considerado Paisaxe Pintoresca atópase en “conservación semisalvaxe”, tendo prohibido o acceso de vehículos. Polo seu valor paisaxístico e ecolóxico está catalogado como Reserva Natural Parcial.

1403630218239

1403630097588

Chegamos a este punto logo de abandonar a espesura do rio, ascendendo por un sendeiro paralelo á costa entre pradarías e cultivos de millo, e sempre mirando ó mar….

1403473572968

Ós 7,8 km atopámonos cun fermoso pobo mariñeiro onde as casas de pescadores enténdense coas solariegas e de indianos, “Puerto de Vega”. Berce de Gaspar Melchor de Jovellanos, Puerto de Vega foi recoñecido como “Pobo Exemplar de Asturias”, 1995, pola Fundación Príncipe de Asturias.

1403475325887

1403648795932

1403630941683

1403475461450

Con herdanza baleeira e un peirao pesqueiro onde nalgún tempo existiron importantes industrias conserveiras, en Puerto de Vega esperábannos parte do noso grupo de Lucus para compracernos cunha “sidrina”.

1403512527245

Máis animados continuamos camiño, cara “Frejulfe”, o lugar indicado pola organización para o xantar.

1403630354197

1403630580437

1403630638041

1403630723557

 

Juan mirando as illas de Romanelas

 

1403631356748

Acantilados en branco e negro (cuarcitas e lousa) tinguidos de laranxas, verdes e grises (liques), longas praias, illotes percebeiros e castros celtas até chegar a outro complexo natural formado por praia, río e bosque. Parecido a Barayo pero diferente… Frejulfe. Co seu areal de escura area, recibindo o río Piñera nun conxunto de dunas fixadas por un pinar e eucaliptos, este ecosistema foi declarado “Monumento Natural” no 2002 polo goberno do Principado de Asturias.

1403641127162

1403641256544

1403641472416

1403641626652

1403641341184

Xantamos o bolo preñado, mazá e postre lácteo recuperando forzas, aínda que non as suficientes para encarar os últimos 9 km. E digo “non as suficientes”, porque a mín chegoume bastante. Contínuas subidas (de considerable pendente) e baixadas até chegar a “El Picón”; illote de curiosa forma que pecha a praia de Frejulfe pola súa cara oeste.

1403642093080

El Picón

E así continuamos animados pola sangría fresquiña que nos agardaba no alto do Fabal, e seguir até a praia El Moro enmarcada por acantilado fósil de grande interese cun estrano burato de onde colleu o seu nome o grupo anfitrión Peña Furada.

1403630799221

1403641722129

1403641820352

1403642207353

1403642327071

El Cuedo: Home de Cuedo

1403642464686

Faro de Ortiguera

1403642589679

El Moro

Canto queda? preguntabamos a cada camiñante que nos adiantaba. Ahora ya poco! contestaban con ese falar cantarín. Qué afición hai en Asturias polo sendeirismo! e moita xente que xa non era nova!!

Por fín Navia!! Chegamos á desembocadura do río que nace en Pedrafita do Cebreiro e que leva o nome da Vila. Ou é a vila a que leva o nome do río? Non o sei… pero o que sí sei é, que nos espera outra o próximo sábado. Moito máis curta pero din que moi costa… VIII subida ó Monte Castelo-Burela.

1403642746211

1403642826898

Roteiro Laxe-Camelle: unhas flores……

O día 10 de maio, un grupo de 22 amigos fixemos este espectacular roteiro, unha vez apeados do bus que alquilamos para chegar a Laxe desde Lugo. Saiu tan bonita a xornada que probablemente tentaremos facer a costa galega enteira, de Ribadeo a Tui… por tramos…. moitos tramos… :-)

E como unha das tarefas que teño en mente é poñerme ó día en flora costeira, empezo con este post a ordear unha pequena colección de fotos de plantas, cos seus nomes científicos, os comúns e algunhas curiosidades… 1400278390671Orquis morio (ORQUÍDEA SILVESTRE, COLLÓNS DE CAN, SATIRIÓN, COMPAÑÓN)

Os seus tubérculos empréganse na elaboración do “SALEP”, a bebida afrodisiaca a que se lle atribúen propiedades máxicas… 1400279629360   Linaria triornithophora (CALZÓNS DE CUCO, PAJARITOS, GALLITOS DE MONTE…)

Esta especie é endémica do NO peninsular.

1400280432821

Linum usitatissimum (LIÑO)

O liño é a primera fibra vexetal que se empregou. Roupa de liño de 5000 anos de antigüidade atopouse en tumbas exipcias.

Hoxe en día o primeiro produtor de liño do mundo é Irlanda, e o liño “máis fino” fabrícase en Bélxica.

As momias de Exipto envolvíanse en sabas de liño, xa que era visto como sinal de luz e pureza e como, unha mostra de riqueza.

No antigo Exipto o liño empregábase como diñeiro. Debido á forza do liño, o papel feito con este tecido é de gran calidade. Por iste motivo, hoxe en día moitos paises empregan un 25% de liño na fabricación do seu papel de moeda.

IMG_10506908050001

Parentucellia viscosa (ALGARABÍA)

É unha planta semiparásita, cumprimentando a súa alimentación parasitando as raices das herbáceas veciñas, estraéndolles desta maneira os nutrientes.

IMG_10538696483463

Galactites tomentosa (CARDO BLANCO)

IMG_10581324187177

Asphodelus albus (GAMÓN, VARIÑAS DE SAN ANTÓN)

Empregouse para o tratamento de pecas producidas polo sol, e para o tratamento de catarros, con precaucion se se teñen problemas de nefrite.

Para rematar esta entrada, poño a bonita Calystegia soldanella (CAMPANIÑA DAS DUNAS, BERZA MARINA, CORREHUELA MARINA).

Combate o escorbuto, é unha planta purgante e un excelente cicatrizante (a súa resina)

IMG_10588465338052

Una historia casi real (3)

“La concatenación estoica y la vinculación hiperbólica en relación con los estructicios plásticos y siderales que depauperan jámbricamente las ferulencias etruscas, es un congregado de sinuosidades graníticas y glucosas que acerulan las discreciones patronímicas y celulares. Ahora bien, pretender reficcionar la sinderesis atribulacia, equivale a sumergir el paroxismo de la capacidad retardatoria en el desarrollo irracional del termo. Es decir, que si juntásemos el centrifucio becífero y calcáreo que acimbora premáuticamente las ferulencias etruscas, obtendríamos un resultado funiculoso, que acabaría por rezongar los más apartados vértices del setentrión acuático, otorrinolaringoscópico, metistofélico y apocalíptico”.
Este texto se lo aprendió de memoria Antonia en menos de una hora cuando contaba con 7 u 8 años. Eran los retos que le proponía su padre, consciente de la gran memoria e inteligencia de la hija; para luego presumir con sus invitados en los saraos que organizaba en su restaurante… el más importante de la pequeña ciudad.
*****
Antonia se convirtió en una mujer muy hermosa físicamente. Pero su principal belleza consistía en la pureza de su espíritu, la alegría que irradiaba toda ella, su bondad, su inteligencia y sobre todo en que poseía una inocencia inusual… nunca veía maldad en nada de lo que la rodeaba.
Salía todas las tardes con sus dos amigas del alma Celia y Chiruca -a las que adoraba como si fueran hermanas- a pasear por el Cantón de la Plaza cuando, en uno de estos paseos se les acercó un apuesto joven al que conocían de vista y del que se comentaba en la pequeña ciudad que se trataba de un artista muy bohemio que estaba triunfando con la pintura en Madrid.
Entre risitas, las tres amigas escucharon lo que el pintor le decía a Antonia:
– Me pareces preciosa. Me gustaría pintarte un retrato. ¿qué me contestas?
Ruborizada, Antonia sólo se atrevió a balbucear:
– Pues… no sé. Tengo que preguntárselo a mi padre…
A la hora de la cena con sus cinco hermanos, sus padres y la tía Balbina, la joven comentó la proposición que el pintor le había hecho aquella tarde. Don José que normalmente se dejaba camelar por la dulzura y zalamería de su hija, esta vez montó en cólera y gritó:
– Pero ¿tú sabes lo que me estás pidiendo? ¿no te das cuenta que estos artistas de pacotilla pueden pintar tu cara y después añadir un cuerpo desnudo o lo que les de la real gana? ¡Dile a ese pintor de brocha gorda que si tiene ganas, puede venir a pintar la fachada de nuestra casa de San Fernado, que le hace buena falta!
Antonia con lágrimas en los ojos terminó su cena y pidió permiso para acostarse.
Su padre entró a arroparla y darle el beso de buenas noches diciéndole:
– Eres una chica preciosa en todos los sentidos. La fotógrafa Mary Quintero lleva días pidiéndome que le deje fotografiarte. Mañana le diré que puede hacerlo… sería una pena que no quedara constancia en este mundo de algo tan hermoso y dulce como tú. Duerme bien, hija…

Una historia casi real (2)

No tendría Antonia más de 5 ó 6 años cuando convenció a una vecinita de su edad para subir a jugar a un solitario vagón estacionado en una vía muerta de la estación de San Clodio. Antonia era la que haría de maquinista –como no- para viajar a todos esos lugares que ella imaginaba a diario, de una manera tan intensa que casi no discernía si en realidad los había visitado o no.

De repente un fuerte traqueteo acompañado de un gran estruendo balanceó el vagón de tal manera que despertó del ensimismamiento a las niñas e hizo que se acurrucaran en una esquina de este, inmovilizándolas de tal manera que no gurgutaron hasta su llegada a la estación de Monforte, donde el Jefe reconoció a Antonia como la hija de su colega de la estación de San Clodio e hizo la pertinente llamada para que las fueran a rescatar…

—————-

Y entre anécdotas como esta transcurrió la vida de este ser especial. Sus padres nunca la castigaron… Para eso ya estaba la tía Balbina, que la perseguía con la escoba para hacerle entender como tenía que ser el comportamiento de una “señorita”. En una de estas, Antonia y su hermana pequeña -María Luisa- se escondieron bajo una mesa camilla. Antonia se encargó de colocarse detrás de su hermana. Mientras la tía blandía su escoba a tientas cayéndole todos los escobazos a la pequeña de las niñas, Antonia gritaba “¡Ay!” a cada golpe que recibía su hermana. Y cuando la tía Balbina consideraba finalizada la faena, las niñas salían de su escondrijo y la señora aún le propinaba el último sopapo a María Luisa, diciendo: – ¡Y esto para ti, que no recibiste nada!

—————–

Ya más mayorcita -con 9 ó 10 años- Antonia salió un día de su casa en la calle San Fernando de Lugo. Había quedado con unas amigas para pasear por la Plaza Mayor y la calle de la Reina –como se hacía en aquella época- y después sentarse a merendar en una de las terrazas de la Plaza. Era sábado y, como todos los sábados su padre le había dado un duro.

Antonia tenía la costumbre de salir un poco antes de la hora acordada y hacer una visita en la Catedral, al San Antonio ubicado a la izquierda según se entra por la puerta orientada a la Plaza de Santa María. Desde pequeña y seguramente por su fecha de nacimiento, era muy devota a este Santo conocido por su debilidad por los animales, especialmente los cerdos.

Estando la niña arrodillada pidiendo por sus preocupaciones, le pareció ver como San Antonio movía sus labios y le decía:

Antonia… dame las cinco pesetas, Antonia dame las cinco pesetas…Antonia… dame las cinco pesetas…

Desconcertada, Antonia se levantó y salió apresurada del templo, pero llegando a la plaza donde había quedado con sus amigas, los remordimientos empezaron a torturarla y no tuvo más remedio que volver junto al Santo y comprobar que este seguía empecinado con la petición. Seguía con el movimiento de labios diciendo claramente:

Antonia… dame las cinco pesetas, Antonia dame las cinco pesetas…

No habiendo ya duda de la realidad, sacó el duro y lo introdujo en el cepillo para a continuación coger el camino de vuelta a casa… la merienda se había ido al traste…

Su padre sorprendido al verla llegar tan temprano, le preguntó:

¿qué pasó Toñi? ¿Cómo es que regresas ya?

La niña contestó:

San Antonio me pidió el duro que llevaba, y se lo he dado… y por cierto… en el portal hay un cerdo que cojea de una pata.

Don José bajó hasta el portal y allí vio el animal del que le había hablado su hija. Muy sorprendido, metió al animal en la carbonera y le puso de comer y beber, dirigiéndose a continuación a la Iglesia de San Froilán –próxima a su edificio- para comunicar el hallazgo al párroco y que este lo anunciara en los oficios por si tuviera dueño en el barrio… dueño que nunca apareció… cosa normal ya que no había ninguna cochiquera en el entorno…

Durante algún tiempo Don José, cada vez que su hija salía de casa bromeaba con ella y le decía:

¿Vas a visitar a San Antonio? Pues toma… ¡llévale cinco duros!

 

Nueva vida… Nuevas paredes

Pared estacional…

IMG_20140315_023224

Una historia casi real

Todo empezó el día en que nació… el 13 de junio de 1928. De ahí su nombre, Antonia. Cinco kilos y medio de imaginación y los dos incisivos inferiores fuera, obligaron a su madre a tener que ir al hospital a buscar ayuda para que la “desatascaran”. Cuarto retoño, ayudado a salir “do alén” gracias a una ventosa, para conocer esta realidad y a convivir con una serie de huecos en el cráneo que la dejaron marcada para siempre… como un ser “especial”…
Antonia no era una hija deseada, más bien fue un despiste; con todo, sus padres siempre la quisieron y la trataron como “algo” distinto. Daría lo mismo que llegara a ser una princesa virtuosa del piano o, una culta mujer universitaria… siempre sería una persona segura de si misma y, lo importante sería la “marca” que dejaría en este mundo. El “don de gentes” fue claro desde el principio, y sus progenitores no iban a sucumbir al capricho de aquellos tíos millonarios que no concibieran hijos cuando debieran, y ahora se empeñaban en adueñarse de Antonia alegando que con ellos la niña viviría mucho mejor que rodeada por otros tres mocosos ávidos de necesidades y, con unos padres faltos de recursos para mantener tamaña prole.
Y así la niña empezó la vida, no sin que su madre siguiera pariendo, en parte por falta de medios y en parte por sus creencias religiosas…
****

La infancia de Antonia transcurrió desde su nacimiento en San Clodio de Ribas de Sil, en este pueblo encantador; unos cuantos años en Madrid para instalarse definitivamente en la capital de la provincia de Lugo. Su padre Don José, desarrolló actividad ferroviaria como jefe de estación en las de San Clodio, Estación del Norte -Madrid- y Lugo, hasta que el Régimen prescindió de sus servicios a raíz de esa manía que tenía de defender, ayudar y esconder en su propia casa a “los que querían matar por envidia” según me contó la propia Antonia.
No falto de recursos derivados de su cerebro y de su intuición, Don José fue abriendo en la ciudad una serie de negocios relacionados con la hostelería y otro que, siempre me dio que pensar sobre la manera en como consiguió la licencia de apertura: una agencia de reclamaciones a RENFE -la antigua empresa del susodicho- que, funcionó viento en popa mientras él vivió…
*****
En aquella época la Estación de San Clodio era una de las más importantes y activas de la provincia. Trabajaban en ella un centenar de personas.
Cuando a Don José lo destinaron como jefe a esta estación, él y Doña Aurora –que tenían tres hijos- viajaron todos juntos en tren desde Madrid, donde dejaba la jefatura de la Estación del Norte.
A la altura de la estación de Montefurado, -ya llegando a su destino- un hombre desconocido entró en el compartimento de la familia Rodríguez y sentenció: – Don José, no se baje en la Estación de San Clodio. Hágalo en la de Puebla de Brollón o la de Monforte. En San Clodio una gente lo espera para “pasearlo”.
Durante el resto de sus vidas Batanero –el hombre del tren- y Don José serían grandes amigos.

CONTINUARÁ…

IMG_20140312_101609

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.