¿Vivimos una “ilusión”?

Cada vez que tengo que buscar algo en el armario de mi madre, siento una fuerte opresión en el pecho y un nudo en la garganta… algo parecido (creo) a una crisis de pánico.

Esto me acaba de pasar, y por eso mi hijo Gabino y yo acabamos de tener una conversación de las que tenemos cada cierto tiempo…

Gabino ante la muerte parece que no siente ni padece; a mí me preocupa… y me lo acaba de decir clarito… – el día que tú te mueras, será exactamente igual que si me muriera yo… todos nos tenemos que morir… la diferencia es que tú sufres  porque estás demasiado alejada de la realidad… todo lo que te pasa, lo que sientes, está en tu cabeza… pero no es real…

Desde Platón hasta nuestros días, pasando por Jesucristo y San Agustín… todos los pensamientos de los grandes filósofos giraron en torno a una idea común: que todo es como lo percibe uno mismo (para cada uno), pero realmente nada es como lo percibe uno mismo…

Gabino seguía diciéndome: – Para tu hermana, “Amparo” es lo que opina de ti desde lo que tiene aprendido en su cabeza. Para mí, “Amparo” es la percepción que tengo de tí desde lo que yo tengo en mi cabeza… y esas dos “Amparo” son dos personas completamente distintas… y ninguna es la verdadera “Amparo”… la verdadera “Amparo”, sólo la conoces tú, porque está dentro de ti… y todo está dentro de ti…  Los filósofos lo tenían claro, pero el resto de mundo no lo entiende…

Yo le dije (en mi ignorancia): – ¿te estás haciendo budista?

Él contestó: – No má, lo que te estoy diciendo es ciencia… todo lo que me rodea sólo está en mi cabeza, por culpa de no ser capaces de poner nuestra consciencia en cualquier lado. Somos logoadictos… todo se racionaliza…

Un ratito callados y siguió:

– Los últimos días, el abuelo los pasó en una introspección absoluta, siempre callado, solo razonando, alejado de la realidad… eso es una tendencia natural… y ocurre, cuando te acercas a la muerte…. ¿No te das cuenta que de pequeños nuestras experiencias son mucho más intensas? Empleamos todos los sentidos… de mayores solo la vista y el razonamiento… vivimos únicamente la interpretación que tu cerebro hace de la realidad.

Le dije: – ¿puedo escribir algo de esta conversación?

Él contestó: – No má… todo esto está escrito… y quiero dejar los estudios de Diseño Gráfico. Me voy a matricular en psicología. ¿Sabes que papá también está matriculado???

Este poema cherokee y estas orquídeas, son mi realidad… 

No te pares al lado de mi tumba y solloces.
No estoy ahí, no duermo.

Soy un millar de vientos que soplan y sostienen
las alas de los pájaros.

Soy el destello del diamante sobre la nieve.

Soy el reflejo de la luz sobre el grano maduro,
soy la semilla y la lluvia benévola de otoño.

Cuando despiertas en la quietud de la mañana,
soy la mariposa que viene a tu ventana.

Soy la suave brisa repentina que juega con tu pelo.

Soy las estrellas que brillan en la noche.

No te pares al lado de mi tumba y solloces.
No estoy ahí, no he muerto.

Anuncios

5 responses to this post.

  1. Posted by Carmen Fernández on 22 febrero 2012 at 18:29

    Gabino habla de teoría….no habla de práctica, la vida es así y el no va a ser distinto de ti el día de tu muerte. La sentirá igual que tu sientes la de tu madre.

    No es lo mismo que se mueran tus abuel@s a que se te mueran tus padres.

    Preciosa poesía…

    Responder

  2. Posted by Ana on 22 febrero 2012 at 21:53

    … o que se mueran tus hijos (este, para mi, es el mayor de los dolores imaginable)

    Es interesante que Gabi se plantee esas cuestiones y tiene razón al decir que todo esto está escrito ¿no hace mil años que se oye eso de “todo es del color del cristal con que se mira”?

    Tu “realidad” es el resultado de muchas experiencias anteriores que te ponen un “filtro” delante de los ojos.

    Responder

  3. Posted by muxica on 24 febrero 2012 at 20:32

    Trato de pensar como piensa tu hijo, y me vale, y me consuela la idea.
    Me ha encantado este post.
    Un bico

    Responder

  4. Venimos a esta tierra a practicar el desapego. Una hermosa conversación ❤

    Responder

  5. Posted by xabarin100 on 24 octubre 2012 at 13:45

    Acabo de leer esta conversación y me permito la licencia de comentar algo…Me gusta todo lo que dice Gabino al respecto, es cierto lo de las percepciones..de la misma realidad tenemos diferentes percepciones varias personas…pero en el tema de la muerte de la madre existe la razón y el corazón y vamos a dar siempre a la misma disyuntiva..corazón-razón..Pienso que cuando alguien querido se siente podemos razonar antes de que ocurra que es algo natural y normal que la gente se muera pero cuadno lo hace un ser querido está el corazón, las emociones y aunque lo hayamos razonado siempre estará el pesar, el dolor….Un saludo…

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: