Bajo el sol de Lousada

Fefé (Federico Fellini) siempre decía: “Los remordimientos son una pérdida de tiempo, son el pasado que te priva del presente”

El amor es así… y no hay más vueltas que darle. Te mata, te mata cuando la confianza es plena y llega el momento en que te das cuenta que nunca te quiso; que pensabas que pensabas lo mismo que él pensaba y ni por asomo el pensamiento que pensaba se parece a lo que pensabas tú. No es como un disparo en el corazón o como un choque frontal. Eso te mata de vez. Lo otro no… es una muerte lenta de la que si te recuperas, vuelves a caer una y otra vez en una especie de masoquismo del que no sales por no haber aprendido absolutamente nada de las experiencias anteriores…

– Señora ¡no esté tan triste! si sigue así me veré forzado a hacerle el amor… y nunca he sido infiel a mi mujer…

Pronto llega San Lorenzo. El santo al que metieron en una parrilla y cuando estaba “asado por un lado” dijo: – Denme la vuelta para que me haga por el otro… Lorenzo: inspiración y laureles, sol y generosidad… bótame unha man e fai que non volva meter a pata…

Yaaaa, ya se que me dijiste que “nunca sería feliz si no dejo de compadecerme”…

En todo caso, si te estampas contra algo bueno…. debes mantenerlo hasta que llegue el momento de dejarlo.

One response to this post.

  1. Posted by Carmen on 30 julio 2012 at 23:41

    …pero qué feliz eras cuando estabas enamorada, ¿no mereció la pena?

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: