Archive for 1 enero 2013

Comienza el 2013…

yoHoy es un buen día para hacer una serie de reflexiones…

Entré en el 2013 caracterizada de mujer hindú, y quiero vivirlo sin olvidar un adagio de la India que dice: “la mente es una buena esclava, pero una mala ama”. Por ello mi primera intención para este año será alimentarme interiormente de manera tan necesaria como lo hago fisiológicamente; o incluso, un poco mejor… cuerpo, vitalidad, emociones y mente nos hacen multidimensionales, y debemos tenerlo en cuenta.

montse

Compartí la despedida del año con Frida Kahlo. Me gustaría como ella, convertir mi vida en una vida de novela. No para ser leída, sino para ser vivida, por mí y por l@s que me acompañan en este viaje. De las fatalidades que puedan sucederse, sacar lo importante para continuar con ese aprendizaje fundamental que nos acerque a ese concepto que llamamos “felicidad”. Ser feliz es gratis, es de lo poco que podemos adquirir sin pagar en estos momentos de crisis…

Frida decía que pinto autorretratos porque estoy gran parte de mi tiempo sola y porque soy la persona que mejor conozco. A ese autoconocimiento que tenía la Kahlo, también aspiro yo… y a reír hasta el final, como ella en su primera y última exposición individual, celebrada en el Museo de Arte Contemporáneo de México, y a la que asistió enviando primero su cama ricamente ataviada y luego apareciendo ella en una ambulancia.

paloma

De Sayuri,  la juvenil geisha que nos acompaño en la entrada del 2013, me quedo con la sensibilidad artística y la habilidad en la conversación. Mi reto… aprender a escuchar… tengo un buen maestro que me lo recuerda a cada instante, por ello creo que no será demasiado complicado y al final tremendamente útil. De los estrictos horarios de las geishas también podemos sacar enseñanzas… como una filosofía, no como una religión.

ana

Lulú me gusta por su espíritu libre y bohemio, la libertad de ataduras, el desprecio por los convencionalismos y sobre todo… por la connotación romántica, la creatividad y como dice Virginia Nicholson: “De alguna manera, el movimiento de defensa del medio ambiente puede ser visto como bohemio. Tiene un sentido de sacrificio, de pureza, de misión y de renuncia”.

almu

Waka la africana… con raíces más que seguras del continente negro… el “espíritu maternal” de las mujeres africanas, que nos hizo olvidar por momentos (al menos a mí) la falta del ser más importante de nuestra vida. Su preocupación porque todas estuviéramos bien; laboriosa, conciliadora, ecologista y recicladora… maternal… más que Waka, podría ser Wangari Muta Maathai, la activista keniata que en 2004 recibió el Premio Nobel de la Paz.

Cinco mujeres que queremos comernos el mundo y que por lo de pronto, acabamos un año y empezamos otro con una espléndida cena, compuesta por un menú de 15 platos típicos de los lugares en los que sin duda pasaríamos desapercibidas…

pasteles turcos

regalos