Archive for the ‘Mis cuadros’ Category

Por la ventana 1

Acrílico sobre tela 2014-10-16_11.57.16

Anuncios

Nueva vida… Nuevas paredes

Pared estacional…

IMG_20140315_023224

Souto

botellero 013

Redondos

Para una parejita especial…

Acrílico en tela. Dimensiones 40×50.

Más… óleos

ORDE E CABESIÑA

Consciente de que na actualidade, estou máis para alá que para acó da mitade da miña vida… remato unha etapa e comezo outra… intentando poñer orde, e… entendendo que xa vai sendo hora de actuar coa cabeciña.

Nunca poderei deixar de rir, pero… sí que é certo que teño que espertar desta desidia na que levo metida hai polo menos tres anos.

Pechar casas… abrir a favela… producir… e disfrutar, por suposto…

Voulle dar caña a tódolos negocios que teño entre mans, e mentras espero “o momento” ordeno a miña vida (moi relacionada coa informática)… empezando por un dos temas que quero desenvolver nun futuro… a pintura.

PC Lousada, PC favela, Mac Lousada, Mac actual, disco duro… xunto e ordeno a miña pintura coa obriga de adxuntar a obra que teño na de Viqui, Emma, Te, Mariana e os meus irmáns maiores… agora penso que ó pequeno nunca lle regalei nada… terei que falar con él…

Neste proceso, un agradecemento especial a Ana Rodríguez Campo e… o meu pai… por crer en mín…

Preme no enlace:

http://www.kizoa.es/diapositivas/d2279142k4641459o1/mis-cuadros

Procesos

Quedarse huérfana de padre y madre, es muy doloroso a cualquier edad. Experimentas todo un cúmulo de emociones entremezcladas, físicas y espirituales… náuseas, tristeza, ira, pesadillas, decepción, culpabilidad, dolor de cabeza y espalda, vacío…

¿Cómo se maneja esto?

En mi caso, tengo que estar muy agradecida a mis amigos; a los que ya sabía que lo eran y a los que me demuestran a diario que lo son. También a mi familia (hermanas, tíos, primos) y a las amigas íntimas de mi madre… todos, absolutamente todos, están tan pendientes de mí que, como diría mamablanca “me siento abrumada”.

¡Cómo se agradecen las llamadas continuas, las visitas, los regalos!… que si quedas, siempre te dejan hacer el plan… Me siento como una niña consentida por un montón de gente que intenta hacer mi proceso más llevadero, menos doloroso, que me animan a concentrarme en las tareas cotidianas, como es el caso de la pintura; donde yo mismo percibo como varían mis estados de ánimo… y me hace entender que en este tiempo de espera, la actitud correcta consiste en la firme decisión interior de imitar al cielo, y en la suave adaptación exterior de imitar al viento…