Archive for the ‘Reflexiones’ Category

Fiesta Touba

La comunidad senegalesa residente en Lugo celebró la entrada de diciembre con la “Fiesta Touba”, en honor a su liberador Serigne Touba -entre otros muchos nombres: Amadou Bamba, Khadimou Rassoul (servidor del profeta). Su nombre era Cheikh Ahmad ibn Muhammad ibn habīb Allāh-, un siervo del Profeta cuyo principal interés era la promulgación de la paz. Y esto es principalmente lo que quisieron dejarnos claro en el discurso que en castellano leyeron para los no segaleses, que éramos unos cuantos… Fue muy bonito que quisieran explicarnos lo que allí se celebraba: el recuerdo de una persona que para ellos fue la única que en su día luchó por los derechos y libertades de la población negra de Senegal durante el colonialismo francés, transmitiendo un mensaje de paz.

El pueblo de Senegal es un pueblo muy noble, además de hospitalario. Pudimos comprobarlo durante la celebración de la fiesta, en la que durante todo el día no dejaron de ofrecernos distintos platos de su país y mucho café touba, un café muy especiado que se utiliza sobre todo durante las ceremonias, conmemoraciones o magals. Todos se preocuparon por nuestra comodidad.

La comunidad senegalesa desea fervientemente integrarse en nuestra ciudad. En su discurso, se posicionaron muy en contra de la oleada de atentados que el EI ejerce contra occidente y que les afecta muy directamente, dado que justamente Amadou Bamba promulgaba lo contrario. Esperaban muy ilusionados la asistencia de las Autoridades que previamente fueron invitadas y que al final no aparecieron. A ellas les pidieron ayuda en este proceso de integración que les está resultando tan difícil.

DSCN1966

DSCN1967

DSCN1976

DSCN2145

Anuncios

Bassirou

manosSe llama Bassirou. Por circunstancias que no vienen al caso, intimé con él más que con el resto. Bass en nada se distinguía de los demás, desaparecía en el conjunto. Su historia es común en Senegal; es la historia de cualquiera, al que un día la curiosidad lo lleva a cruzar con otros cientos el océano, en un cayuco, con la esperanza de encontrar una vida mejor.

Sus primeros recuerdos son de felicidad. Un padre, una madre y él; el tercero de cuatro hermanos.

Muy pronto la vida le haría tomar consciencia de lo cruda que puede llegar a ser la realidad. El primer puñal fue la muerte de su padre cuando aún no tenía cinco años y la boda de su madre con su “Segundo padre” –como él lo llama-; un señor con posibles que podía mantener a la familia de Bassirou y a tres familias más. Este señor tenía cuatro mujeres.

Cuando Bass tiene siete años, aparece un hombre por la casa que viene a cumplir el trato que años atrás había pactado con el padre biológico del niño. Pese a las súplicas y llanto de la madre, el Segundo padre entrega a Bassirou para que aprenda Corán en la casa del Desconocido. Al parecer es una práctica muy extendida en Senegal. El Desconocido a su vez, mandaba a sus propios hijos a estudiar Corán a otras casas. La justificación es que de esta manera el aprendizaje está exento de distracciones y miramientos y seguramente será más efectivo. Comienza la segunda difícil etapa del niño…

Bass convive en la casa con varias decenas de niños más, que están allí por lo mismo. Se levanta todos los días a las siete de la mañana a pedir limosna por la calle. Vuelve a las diez y entrega lo recaudado al Desconocido. Estudia Corán hasta la hora de comer y vuelve a la calle, a llamar a las puertas para obtener su comida. Así día tras día hasta que, transcurrido un año aparece el Segundo padre a comprobar los avances intelectuales del pequeño. Decide que no son suficientes y se lleva a Bassirou.

Esta vez lo deja en el campo, en la casa de un Patrón para que colabore en las tareas agrícolas. Allí aparte de otras muchas, su peor pesadilla será el hijo del Patrón. Da igual lo que haga, las palizas son constantes y nadie lo defiende… En la época de lluvias, si vienen acompañadas de tormenta y los pilla trabajando en el campo se quedan paralizados, agachados, sin moverse. No buscan el cobijo de un árbol porque saben que es donde apunta el rayo. Y no pueden mover el pie de donde lo tienen porque hay riadas por todas partes que podrían acabar con su vida. Así pueden pasar la noche…

En casa del Patrón estuvo hasta los trece años. En unas vacaciones en las que le dejaron ir a su casa coincidiendo con la fiesta Touba, decidió que lo que él quería era probar suerte en Europa. Un amigo de su hermano mayor, le prestó los 600 € que costaba su plaza en el cayuco –este negocio merece otro post- y en menos de una semana emprendió el viaje hacia Tenerife junto a otros tres cayucos más. Sólo llegó el de él…

Esta nueva etapa de su vida dura 9 años. La “buena vida” no fue tal…

Bassirou en unos días, retorna a Senegal. Cuando llegue, en su casa encontrará a las cuarenta personas que hoy son su familia. A muchos de ellos no los conoce…

A su familia directa y a algún amigo muy íntimo les hablará de la realidad de Europa, de sus dos meses en el CIE (Centro de Internamiento para Emigrantes), de su viaje de vuelta a Senegal hace un tiempo, en el que sobrevoló Dakar durante dos horas sin poder aterrizar y la impotencia que sintió al ver como el avión regresaba a España; al infierno… A los demás, les dirá que en Europa se vive bien. El orgullo senegalés es muy grande. Casi tanto como el gallego…

A Bassirou le deseo que pueda montar su negocio de “ruedas”, que encuentre a esa chica con la que desea formar una familia, y que todo lo aprendido en su corta vida sirva para que sus hijos vivan mejor y ayuden a construir la dignidad que Senegal se merece. De corazón!

EDUCACIÓN AMBIENTAL

Proyecto Naturart segue formando. Aquí deixámosvos un informe en formato pdf que podedes descargar para consultar “a nosa forma de facer”. Desenvolvemos as nosas actividades SOBRE, EN e PARA o medio. No convencemento de que A TERRA ESTÁ NAS NOSAS MANS, propoñemos a formación e a familiarización co medio natural promovendo unha aprendizaxe innovadora como resposta á crise ambiental.
As nosas propostas e programacións realizámolas de xeito personalizado, segundo as características e intereses do grupo co que imos traballar.
No documento encontraredes algunhas programacións de actividades a xeito de exemplo…

 

DOSSIER NATURART

El cesto de Valentina

El mar y yo sintonizamos estupendamente… nunca dejan de sorprenderme sus regalos. Los últimos temporales, arrastraron de sus entrañas cantidades increibles de restos de seres marinos, pudiéndolos hallar en casi cualquier playa; desde la que habitualmente es muy tranquila y en el verano solo vemos arena, hasta la que pueda parecer  más artificial…

Diez minutos se retrasó ayer la persona que esperaba en Samil. Fueron suficientes para que sin casi moverme del lugar acordado, llenara los bolsillos de mi abrigo con esto:

IMG_20140220_201116

¡Qué preciosidad, dios!

Estoy haciéndole el “primer cesto de los tesoros” a Valentina, la pequeña de la familia. Tenía claro que, aparte de los objetos cotidianos que supuestamente ayudarán a desarrollar la motricidad fina de la peque, el cesto habría de llevar también alguna de las maravillas que le robo al bosque de vez en cuando. Ahora tengo claro que llevará también regalos del mar. Va a ser el cesto más bonito que pueda tener una niña… y por supuesto no tendrá nada que ver con el que Shakira le compró a su hijo Milán…

De momento… reduciendo

¿Qué se piensan? ¿qué no lo se? Hartita estoy de los comentarios…
De la burra vas cayendo tú solita. Para nada con esa conspiración general contra mi vicio y corrupción. Con lo cabezona que soy, probablemente eso haya hecho que se retrasara tanto mi plan…
Hace bastantes años, por el empecinamiento de una gran amiga -Mari- marché con Galván -tratante de ganado, de profesión- camino de Madrid. Nos acompañaban la propia Mari y su marido Luis. Mi amiga, me dijo un mes de octubre que tenía cita en enero con el fenómeno madrileño que me iba a quitar tremendo vicio. Por mi parte lo único que tenía que hacer era dejar de fumar 24 horas antes de la hora de consulta y llevar 20.000 pesetas preparadas para pagar el favor… el resto corría por cuenta del fenómeno…
El sacrificio lo hacía yo solita… hoy lo comprendo!… 20.000 del ala me tendrían que haber pagado a mi…. si lo hubiera conseguido, claro…
Viajamos de noche -sin fumar-. Llegamos a la consulta donde nos esperaba mi familia madrileña -Montoya no, pero parecido- y otro hombre malagueño con su mujer que iban a lo mismito… ¡Como se mordía las uñas el andaluz! Claro, 24 horas sin encender un cigarro…
Me llaman y entro a la consulta. Me fijo en la cantidad de diplomas colgados en la pared y soy yo la primera que hablo:
– Doctor, ¿me puede explicar en que consiste la técnica que me va a aplicar para dejar de fumar?
Contestación:
– Mira chica, es complicado… porque la ciencia es difícil de explicar a un ciudadano de “a pie”…
Yo:
– Hombre, a mi padre le acaba de dar un infarto… y el médico, con un dibujito de tuberías como las del agua… me hizo entender perfectamente que pasaba con el sistema circulatorio de mi padre…
Médico?:
– Mira, mi técnica es como la Mecánica Cuántica… ¿Cómo se explica?
Yo:
– Pués ¿sabe usted?… yo creo que sería capaz de explicar la ecuación de Schrödinger de manera, que la entendieran mis hijos de 6 y 8 años… Mire doctor, sé que tengo que cerrar los ojos y quiero asegurarme de que no me va a meter una descarga en el cerebelo con la que no vuelva a fumar en mi vida!!!
Pensé que el fenómeno iba a encender un cigarrillo!!! Practicamente se subió a la mesa!! Respiró y me dijo lentamente:
– Hay un 2% de personas a las que no les funciona mi tratamiento… déjame ver….
Se levantó, vino hacia mi, me agarró la muñeca y me largó:
– ¡Tú eres una de ellas!
Yo, no daba crédito. Sin dormir en toda la noche, conduciendo 500 km, y ¡sin fumar!!! Me armé de valor y fuí capaz de decir:
– Pero ¿cómo? ¿no voy a descalzarme y con los calcetines puestos me subo a la camilla por el lado izquierdo? Luego me tumbo, cierro los ojos, me agarra el pulso y me dice el pronóstico… ¿no es así?
Por un momentito pensé que me iba a zurrar, pero se serenó y dijo:
– Hazlo!
En 30 segundos realizamos el protocolo para concluir con su imperativo:
– ¡¡¡Lárgate y no vuelvas por aquí!!!!
Me calcé y salí como un foguete. Al abrir la puerta, me encontré a todos mis acompañantes con la oreja pegada a ella… Volvimos a la sala de espera y llamaron a Galván.
Dos minutos y se le comunicó que él también estaba en ese 2% a los que el tratamiento no funcionaba…
De vuelta a Baralla no fumamos -aún tardamos unos días en volver a hacerlo-, silencio total; solo recuerdo a Mari reprochándome de vez en cuando: -Mira que che dixen que falaras o menos posible e que confiaras no médico. Vaia vergoña cando se enteren os de Becerreá. A todos lle funcionou!!
Dejé a mis pasajeros en Becerreá y seguí sola hasta Baralla. Abriendo la puerta sonaba el teléfono: – ¿Amparo? Son Galván. Non dixen nada na viaxe, pero quería decirche que a miña consulta foi da seguinte maneira:
– Ola
– Hola. ¿De dónde viene?
– De Lugo.
– ¿Con la gallega? Hagan el favor de marcharse de aquí los dos. No vuelvan y no se les ocurra contarle nada a la enfermera de la entrada…
Hoy me cuentan que Galván, está luchando contra un terrible cáncer de colon…

“Especiais”

Temple Grandin sóuboo sempre. A zoóloga autista que na actualidade é profesora na Universidade de Colorado e que nun primeiro momento os médicos recomendaron aos  pais o seu ingreso nunha institución para deficientes mentais, rebateu o diagnóstico dos médicos. O seu cerebro ten cousas en común co de Albert Einstein. Ela mesma di que o científico sería etiquetado como autista hoxe en día.
Na película sobre a súa vida, a súa nai dille nun dos seus momentos de non entender ao resto do mundo:
– “Se a xente di cousas cos ollos, eu agora mesmo estouche a dicir que te quero e te respecto”.

Eu traballei uns cantos anos nunha granxa escola.
O noso xefe sempre nos dicía: Son un grupo especial; cada grupo de nenos que viña pola granxa escola e non visen, oísen ou falasen como el, sempre eran especiais; empregando esa palabra, consideraba que o seu xeito de definilos xa era politicamente correcto. Pero eu víaos especiais de verdade. Decatábame dende o primeiro contacto.

Recordo a Hugo, un rapaz que me dobraba a estatura. O diagnóstico de Hugo era o autismo. Segundo baixou do autobús veu directo cara a min, agarroume a cabeza e empezou a uliscarme o pelo. A súa mestra berroulle: Hugo, para! Meteume un susto de morte… a mestra!! Que a continuación veu a desculparse comigo dicindo que o rapaz tiña o xeito de ulilo todo. Foi dicilo e facelo. Agarrei polo brazo o mangallón e leveino ao xardín de aromáticas. Cortei unha galla de macela e deilla para que a ulise… a continuación salvia, melisa, romeu, santonina, herbaluisa, tomiño, ourego… Fixemos un ramiño que non soltou nin para comer, e non se separou del en todo o día… nin tampouco de min… Detalles como este fanme pensar que os que “non somos especiais” moitas veces obstinámonos en complicar as cousas e buscamos unhas explicacións científicas? que non resolven a calidade de vida dos que tratamos e pola contra as cousas sinxelas e obvias poden axudar ao seu benestar. Se a Hugo lle gustaba ulir, porque non lle daban cousas que ulisen ben e lle causasen pracer?
As relacións humanas de boa fe deberían ser intuitivas, sen complexos pero sen prepotencias, sen falsa humildade pero humildes, en definitiva… de corazón.

Outra rapaza que recordo dun xeito particular é Marga.
Marga participou comigo nun obradoiro de elaboración de queixo. Tiña os ollos resgados, a raíz nasal deprimida e o colo curto e ancho. Era a dozura en persoa, cariñosa e moi, moi lambona. Cando dixen: Imos facer queixo, que necesitamos para o queixo?, ela contestou chea de razón: Marmelo! Todo o grupo riu. Eu dixen: Resposta correcta! Moi ben Marga… e empezamos o obradoiro.

A persoa co máis grande sentido do humor que coñecín naqueles anos foi Antonio, cego de nacemento e adolescente. Cando me presentei, o primeiro que me preguntou foi se eu era guapa. Díxenlle que eu era normal e que a guapa do equipo era Pilar, a seguinte que o bicou. A partir dese momento, cada vez que Antonio necesitaba algo chamaba por Pilar. Cando chegou o momento e lle dei o bico de despedida, o rapaz preguntoume se eu era Pilar. Detrás do meu viña a despedirse Raúl, un compañeiro de traballo que levaba catro ou cinco días sen afeitarse. No momento de contestarlle a Antonio ocorréuseme unha trastada e díxenlle: Non Antonio, eu son Amparo, Pilar é esta… e empurrei a Raúl para que o bicase…
As risas de Antonio penso que as oíron na vila veciña, á vez que me dicía: Ai Amparo, non serás a máis guapa pero o que si es é a máis simpática!!
Tiña Antonio como compañeiro inseparable a Fernando -cego case total-, e entre os dous fixéronnos pasar unha fin de semana de risas coas súas bromas e picardías. Fernando díxome que estaba perdido por culpa do amor. A razón era Matilde, unha nena que viña co grupo. Cando mo estaba a contar di de súpeto: – Mira, mira como me mira de esguello!! Esta noite imos ter unha cita ás cegas…

Hugo, Marga, Antonio, Fernando… eles logran obter das circunstancias da súa vida, cousas que os axudan a medrar como persoas, e que os estimulan a seguir aprendendo.

http://www.ted.com/talks/lang/es/temple_grandin_the_world_needs_all_kinds_of_minds.html

http://www.elmulticine.com/peliculas_listado2.php?orden=30461

Comienza el 2013…

yoHoy es un buen día para hacer una serie de reflexiones…

Entré en el 2013 caracterizada de mujer hindú, y quiero vivirlo sin olvidar un adagio de la India que dice: “la mente es una buena esclava, pero una mala ama”. Por ello mi primera intención para este año será alimentarme interiormente de manera tan necesaria como lo hago fisiológicamente; o incluso, un poco mejor… cuerpo, vitalidad, emociones y mente nos hacen multidimensionales, y debemos tenerlo en cuenta.

montse

Compartí la despedida del año con Frida Kahlo. Me gustaría como ella, convertir mi vida en una vida de novela. No para ser leída, sino para ser vivida, por mí y por l@s que me acompañan en este viaje. De las fatalidades que puedan sucederse, sacar lo importante para continuar con ese aprendizaje fundamental que nos acerque a ese concepto que llamamos “felicidad”. Ser feliz es gratis, es de lo poco que podemos adquirir sin pagar en estos momentos de crisis…

Frida decía que pinto autorretratos porque estoy gran parte de mi tiempo sola y porque soy la persona que mejor conozco. A ese autoconocimiento que tenía la Kahlo, también aspiro yo… y a reír hasta el final, como ella en su primera y última exposición individual, celebrada en el Museo de Arte Contemporáneo de México, y a la que asistió enviando primero su cama ricamente ataviada y luego apareciendo ella en una ambulancia.

paloma

De Sayuri,  la juvenil geisha que nos acompaño en la entrada del 2013, me quedo con la sensibilidad artística y la habilidad en la conversación. Mi reto… aprender a escuchar… tengo un buen maestro que me lo recuerda a cada instante, por ello creo que no será demasiado complicado y al final tremendamente útil. De los estrictos horarios de las geishas también podemos sacar enseñanzas… como una filosofía, no como una religión.

ana

Lulú me gusta por su espíritu libre y bohemio, la libertad de ataduras, el desprecio por los convencionalismos y sobre todo… por la connotación romántica, la creatividad y como dice Virginia Nicholson: “De alguna manera, el movimiento de defensa del medio ambiente puede ser visto como bohemio. Tiene un sentido de sacrificio, de pureza, de misión y de renuncia”.

almu

Waka la africana… con raíces más que seguras del continente negro… el “espíritu maternal” de las mujeres africanas, que nos hizo olvidar por momentos (al menos a mí) la falta del ser más importante de nuestra vida. Su preocupación porque todas estuviéramos bien; laboriosa, conciliadora, ecologista y recicladora… maternal… más que Waka, podría ser Wangari Muta Maathai, la activista keniata que en 2004 recibió el Premio Nobel de la Paz.

Cinco mujeres que queremos comernos el mundo y que por lo de pronto, acabamos un año y empezamos otro con una espléndida cena, compuesta por un menú de 15 platos típicos de los lugares en los que sin duda pasaríamos desapercibidas…

pasteles turcos

regalos